lunes, 18 de junio de 2018

DIA 01: BCN-SEIGEAN-SAINT RÉMY DE PROVENCE

Dos horas más tarde y con cinco bultos más de los que estaba previsto, salimos de Barcelona por la AP7 dirección Francia. Nos esperan 16 días recorriendo la Provenza francesa y la Toscana italiana con una niña de dos años y medio y un bebé de ocho meses.
Tenemos un viaje más o menos tranquilo, los niños se duermen, no hay mucha gente en la autopista y nos acordamos de poner gasolina antes de llegar a Francia.
Alrededor de la una llegamos a Seigean, es temporada baja y no hay colas. La visita se inicia con un recorrido en coche a 10km/h. Las normas son sencillas, no se puede bajar del coche ni abrir las ventanillas. Pero a 10km/h los niños pueden saltar a los asientos delanteros y amontonados todos empezamos a ver animalitos. 


Los primeros que vemos son primos hermanos de los ciervos, parientes de todo tipo, algunos con más cuernos, otros con menos, algún bambi clasic edition... Y de repente se nos cruza una zebra, una zebra con todas sus rallas que pasea por ahí como si aquello fuera la mismísima sabana africana! Y después llegan los rinocerontes, las jirafas, los avestruces, y más tarde los osos y los leones. Emoción máxima. Al finalizar la ruta en coche comemos en una zona de picnic. Increíblemente lo habíamos previsto y llevamos ensalada de pasta en un tupper. Nos sentimos unos super papas, hasta que vemos como se lo curran algunos, que se han traído mantel, la cubertería de los domingos y hasta a la abuela con la olla!! 






Después de comer descubrimos que el recorrido en coche era sólo la punta del iceberg y que a pie se puede hacer una ruta de unas dos horas para ver toda clase de animales. Esta bastante bien.





Cuando nos cansamos volvemos a subir al coche para hacer el último tirón hasta Saint Rémy de Provence. Llegamos al hotel a media tarde y lo primero que hacemos es ponernos el bañador e ir a la piscina. Bueno, lo primero después de subir a la habitación las quinientas maletas que llevamos y que son imprescindibles (todas) para pasar una noche (una!). El agua está fría pero un buen chapuzón sienta muy bien después de tanto coche.



Es hora de cenar así que bajamos al pueblo que hemos visto un restaurante con una terracita monísima. Cuando llegamos descubrimos que es un chino. Pero no estamos para ponernos exquisitos, nuestra primera cena francesa será china. Es lo que hay.


Volvemos al hotel a dormir, aunque B ha dormido tanto en el coche que lo último que quiere es dormir. Cambiamos de cama unas cuantas veces antes de encontrar la configuración óptima. B con mamá en la cama pequeña. R en la cuna. B con papá en la cama pequeña. R en la cama grande con mamá. Mamá y papá en la cama grande, B en la pequeña, R entre papá y mamá. B y R en la cama grande con mamá. Papá en la cama pequeña. De alguna manera llegamos al día siguiente.


LO QUE MÁS LE HA GUSTADO A B:

Ver cerditos!!! Sí, la hemos llevado a ver osos, zebras, jirafas, leones... pero a ella lo que más le ha gustado es ver cerditos!! Cerditos!! C E R D I T O S!!


DÓNDE DORMIMOS Y DÓNDE COMIMOS:

Dormimosy desayunamos en el hotel L'Amandiere, en Saint Rémy de Provence. El hotelito es monísimo. Todo atrezzado con el catálogo entero de Maisons du Monde 2017-18. El desayuno es un buffet con mucho queso y café del malo. Muy francés todo. La piscina está muy bien y las camas son bastante incómodas.

Cenamos en el chino del pueblo y la verdad es que está todo buenísimo.


INFORMACIÓN ÚTIL

Barcelona-Seigean: 2h 30m
Entrada a Seigean: 32 por adulto. Niños gratis hasta los 4 años.
Seigean- Saint Rémy de Provence: 2h
Peajes BCN-Saint Ettien: 22,85€
Hotel L'Amendiere, una habitación para 3 + cuna y desayuno para 2: 155€

martes, 24 de abril de 2018